Categoría: Terapia Alternativa

¿Cómo funciona la digitopuntura?

Dentro de la medicina alternativa, existen diferentes procedimientos. La digitopuntura es una de ellas. Derivada de la terapia o medicina tradicional china, deriva de la acupuntura. Su mayor diferencia es que permite la autoaplicación, por lo que no son necesarias agujas, ya que se realiza con los dedos y nudillos. Descubre más acerca de esta terapia y recuerda que puedes especializarte en el sector con nuestro Máster en Digitopuntura y Medicina Tradicional China.

Fundamentos de la digitopuntura

La Medicina Tradicional China (MTCH) ha evolucionado a lo largo de la historia. Podríamos decir que durante la segunda mitad del siglo XX se ha ido introduciendo poco a poco en los países occidentales. Se trata principalmente de una medicina alternativa, siendo sus pilares básicos la Teoría del Yin y el Yang y la Teoría de los Cinco Elementos.

Las premisas de la medicina china se extraen directamente de la filosofía tradicional taoísta y sus principios cosmológicos, considerando al cuerpo humano como un todo. Además, atribuye la enfermedad al desequilibrio entre los diferentes elementos que lo forman, por lo que los tratamientos y procedimientos creados bajo su nombre están destinados a la curación de un síntoma concreto. Con ello consigue enfocarse principalmente en el restablecimiento del equilibrio corporal.

Entre sus diferentes métodos o procedimientos se encuentra la digitopuntura, que podríamos decir que es un derivado de la acupuntura. Básicamente su técnica consiste en combinar diferentes principios del masaje manual con la acupuntura, eliminando el uso de las agujas. A través de esta técnica se ejerce presión sobre una serie de puntos estratégicos ubicados por todo el cuerpo con el fin de favorecer la recuperación física.

¿Cómo funciona?

Como comentábamos anteriormente, se trata de un procedimiento manual, por lo que funciona a través de los dedos y los nudillos. Las técnicas de la digitopuntura se pueden llevar a cabo según diversos métodos o técnicas:

  • Suaves golpes: su procedimiento se basa en golpear de forma suave los puntos en cuestión con la yema del dedo durante dos o tres minutos. Esta técnica es principalmente utilizada para tratar a niños y/o personas de constitución débil.
  •  Masaje de los puntos mediante dedos: en este caso cada cual ha de descubrir qué fuerza ha de aplicar para obtener los resultados deseados. La fuerza varía según cada persona o paciente.
  • El masaje de los puntos mediante las uñas: en este tipo de masaje se aplica fuerza presionando con las uñas en los puntos concretos. Sin embargo, no debe aplicarse en personas de constitución débil, ancianos o personas con problemas cardíacos.
  • El método enérgico: que consiste en masajear con la ayuda de un palo de madera. Dichos palos presentan un extremo en forma redonda y otro en forma de punta.

Usos principales de la digitopuntura

  • Alivio y eliminación de cualquier dolor musculares, contractura o dolor corporal
  • Alivio de la sensación de agotamiento, depresión e insomnio
  • Mala circulación sanguínea.
  • Eliminación del estrés, la ansiedad o nerviosismo
  • Mala circulación sanguínea
  • Desajustes menstruales y síntomas de la menopausia
  • Estreñimiento, diarrea o problemas digestivos
  • Artrosis y artritis

Disfruta de una vuelta al trabajo sin estrés

A todos nos gusta el inicio de las vacaciones. Sin embargo, la vuelta al trabajo, la rutina y la presión pueden llegar a provocar el conocido “estrés laboral”. Diversos estudios recogen que, cada año al comenzar septiembre, aumenta el número de consultas de personas que vuelven al trabajo y necesitan aliviar el estrés y ansiedad provocado por el síndrome postvacacional. Por ello, en el artículo de hoy vamos a ver cómo podemos aliviar y evitar estos síntomas negativos para nuestro bienestar. Continúa leyendo para saber más y recuerda que puedes especializarte con nuestra formación en Psicología, Meditación y Mindfulness.

¿Qué provoca la vuelta al trabajo?

Por experiencia propia podríamos decir que casi todos conocemos qué es el estrés. Sin embargo, en los últimos años y sumándole la crisis de la pandemia, la vuelta al trabajo se ha convertido para muchos en un tema tabú. Trabajar bajo presión, la superposición de tareas o  incluso hacer frente a las tareas de los demás mientras no están, hacen que la salud mental de muchas personas se debilite. 

El estrés es una reacción innata del organismo que ocurre cuando nos enfrentamos a una situación de desequilibrio entre lo que se demanda y los recursos que tenemos para hacerle frente a dichas demandas. El estrés también nos ha ayudado a avanzar y a permitirnos sobrevivir como especie, ya que nos hace adaptarnos al medio. Sin embargo, cuando la percepción de los recursos que tenemos se ve superada por las demandas, automáticamente se activa la reacción de estrés.

¿Cómo podemos combatirlo?

Como veíamos anteriormente, el estrés es una respuesta de nuestro organismo. Puntualmente, puede ayudarnos a responder con mayor eficacia ante una situación.  Sin embargo, esos pequeños beneficios que obtenemos del estrés, pueden convertirse trastornos físicos y psíquicos si se prolongan en el tiempo. Por ello está en nuestra mano desarrollar estrategias que nos ayuden a afrontar las situaciones de estrés con éxito. Para comenzar, pregúntate;

  • ¿Qué situaciones son las que me provocan más estrés?
  • ¿Qué pensamientos me vienen a la cabeza cuando me encuentro en dichas situaciones?
  • ¿Qué emociones me provocan dichos pensamientos?
  • En consecuencia, ¿cómo me comporto?
  • ¿Obtengo algún beneficio de dicho comportamiento?

Anótalo en un diario y, con el paso de los días, tendrás un patrón de comportamiento que te ayudará a saber qué situaciones te generan más o menos estrés. También podrás adelantaré a los acontecimientos y prepararte para ellos, evitando así los efectos secundarios negativos. Recuerda que la vuelta al trabajo no tiene por qué ser la única situación que ponga en riesgo tu salud mental.

Aplicar el Mindfulness a vuelta al trabajo

La práctica de Mindfulness es un entrenamiento de la atención que nos permite desarrollar habilidades para gestionar las emociones y el estrés. Además, en el plano laboral, favorece la creación de hábitos de trabajo, mejora la capacidad de concentración, la creatividad y la gestión de las situaciones estresantes. 

A continuación, te dejamos algunos consejos para que puedas comenzar a ponerlo en práctica:

  1. Céntrate en una tarea y presta total atención a lo que estés haciendo. Si realizas tareas de una en una, serás más consciente de lo que estás haciendo, lo que te llevará a evitar el caos.
  2. Haz pausas y descansos. Cuando acabes una tarea, haz una pequeña pausa. Durante esos minutos de descanso, intenta relajarte cerrando los ojos y concentrándote solo en ti. Realiza algunas respiraciones profundas y regresa a tus tareas.
  3. Da un pequeño paseo. Si  tienes tiempo para dar un paseo antes de volver al trabajo después de comer, hazlo. Camina entre 10 y 15 minutos y concéntrate en el ritmo de tus pasos y en el de tu respiración. Te despejarás y aliviarás antes de volver a tu lugar de trabajo.
  4. Relájate. La respiración es casi la mejor herramienta para gestionar el estrés. Dedícate tiempo a relajarte, concentrándote en tu respiración y en tu cuerpo. Mantén una buena postura corporal y liberar tu mente por unos instantes.
  5. Comprométete. El mindfulness es una práctica que te ayudará a largo plazo a conocerte mejor. Te ayudará a controlar los impulsos y a gestionar tus emociones. No te quites tiempo y dedícate la atención que necesitas.

Beneficios de la risoterapia

El concepto de risa hace referencia a toda reacción que se genera frente a un estímulo que causa alegría o gracia.  Esta reacción no es más que una manifestación bienestar, una descarga emocional que puede definirse como una reacción psicofisiológica. Aquí entra en juego el concepto de risoterapia. Continúa leyendo para saber más acerca de este concepto y descubre sus múltiples beneficios. Recuerda que puedes especializarte con nuestro Máster Experto en Risoterapia.

¿Qué es la risoterapia?

La risoterapia podría definirse como la técnica psicoterapéutica que busca generar o mejorar el estado mental y emocional de las personas a través de la risa. Se desarrolla de diversas formas, aunque suele llevarse a cabo mediante actividades en grupo que persiguen que los pacientes o participantes salgan de ellas más positivos, optimistas y más satisfechos personalmente.

Pese a su nombre, no suele considerarse una terapia como tal, ya que no puede curar de raíz un problema u enfermedad. Sin embargo, sus beneficios psicológicos se han probado en múltiples casos. La comunidad científica afirma que la risa favorece a liberar serotonina, dopamina y adrenalina, sin olvidar también que la risa contribuye al movimiento muscular y favorece la circulación sanguínea.

Efectos de la risa a nivel psicológico e inmunológico

La risoterapia mejora la tensión arterial y la segregación de las llamadas hormonas de la felicidad: serotonina, dopamina, adrenalina y endorfinas. Cuando tenemos un déficit de estas hormonas nos podemos sentir tristes, desesperanzados, melancólicos o sin energía.

Los principales beneficios de la risa encontrados a nivel psicológico son los siguientes:

  • Ayuda a afrontar la ansiedad, mejorando algunos síntomas relacionados como la relajación y la respiración.
  • El estrés es reducido gracias a la producción de algunas hormonas.
  • Nos ayuda en casos de depresión, ya que se reduce al favorecer una visión más optimista.
  • Mejora nuestra autoestima, por el mismo motivo.
  • Ayuda a sobrellevar las demencias, atenuando sus síntomas.

El conjunto de las defensas de nuestro organismo está asociado al nivel de endorfinas. Cuando estamos de buen humor tenemos un adecuado flujo de endorfinas. Y cuando nuestras endorfinas aumentan estamos mejor protegidos contra cualquier enfermedad o virus. Por el contrario, si estamos deprimidos o sufrimos grandes niveles de estrés, bajan los niveles de endorfinas y de las defensas. Por lo tanto, estamos más expuestos a cualquier enfermedad.

Las endorfinas son neurotransmisores opiáceos. Su efecto es similar al del opio, la droga que se puede obtener a partir de la amapola, y también relacionada con la morfina y la heroína. Estos neurotransmisores opiáceos se generan cuando practicamos sexo, realizamos ejercicio, comemos chocolate o comida picante. El descubrimiento de las endorfinas se produjo en los años 70, cuando los científicos estaban estudiando el mecanismo por el que actuaban algunas drogas. Se comprobó que estas sustancias actuaban sobre receptores específicos situados en el cerebro y en la médula espinal, inhibiendo/atenuando la sensación de dolor.

Beneficios de la risoterapia

Las sesiones de risoterapia suelen ser grupales. Por medio de la utilización de diversas técnicas, nos dispone de forma física y emocional para la risa. Veamos cuáles son los beneficios de la risoterapia:

  • Se realiza ejercicio físico. La risoterapia conlleva una importante parte de ejercicio físico en la que se está en continuo movimiento. No te preocupes, no hace falta tener una buena condición física para ello.
  • Es una actividad altamente saludable. Nos ayuda a disponer de un corazón más fuerte, de una piel más oxigenada, de unas mejores defensas, de un cuerpo libre de toxinas y de una mente más despejada. De esta manera, también nos ayuda a conciliar mejor el sueño.
  • Se olvidan las preocupaciones. Algunas sesiones comienzan con un acto simbólico en el que se lanzan todos los problemas a un fuego imaginario a modo de conjura. Al finalizar un buen rato de risas todas las preocupaciones se ven de manera más positiva.
  • Te ayuda a hacer frente a la vergüenza. El objetivo de estos talleres grupales es dejarse llevar, así que no serás juzgado por lo que digas o hagas.
  • Podrás hacer nuevas amistades. Otro de los beneficios de la risoterapia es que te brinda la oportunidad de conocer gente nueva. Como el ambiente es distendido y relajado, las posibilidades de simpatizar con los demás se multiplican.
  • Te llena de energía. La risa favorece el bienestar emocional y la relajación, por consiguiente el descanso. Así, cuando acabes del taller te encontrarás llena de energía.
  • Es una práctica divertida. Seguro que te costará recordar la última vez en la que disfrutaste tanto y acabaste llorando de la risa. Las actividades gratificantes mejoran nuestro estado de ánimo.

El uso de la música como terapia alternativa

No es la primera vez que alguien se plantea si la música puede utilizarse como medio para mejorar el estado de salud y bienestar de una persona o paciente. Y es que la musicoterapia como disciplina de salud se ha extendido alrededor del mundo en los últimos años. Por ello, en el artículo de hoy vamos a ver en qué consiste esta profesión y que beneficios puede aportar tu uso. Recuerda que si quieres especializarte en el sector, puedes hacerlo con nuestro Máster Experto en Musicoterapia

El concepto de musicoterapia

Podría decirse que la música es un gusto que casi todo el mundo comparte. Nos acompaña en los momentos más íntimos, la utilizamos para despertar en nosotros diferentes emociones, pero ¿sabrías decir por qué?

La música actúan de manera beneficiosa en nuestro cerebro. Al escucharla, consigue estimular algunas de sus partes, contribuyendo así a la segregación de serotonina, la conocida hormona de la felicidad, y dopamina, una neurohormona que se le relaciona con el placer. Y es que son diversos los estudios que han encontrado que la música produce beneficios en nuestro cuerpo desde las etapas de vida más tempranas.

La musicoterapia básicamente es el empleo de la música y de los diferentes elementos musicales que existen para suplir necesidades, físicas, sociales y cognitivas. Entre sus principales objetivos destacamos su uso para facilitar y promover la comunicación, el aprendizaje, la expresión y el movimiento de los pacientes para mejorar su salud y bienestar general.

¿En qué formas su utiliza?

Principalmente podemos distinguir cuatro tipos diferentes de experiencia musical:

  1.  Improvisación, cuando el paciente crea su propia música cantando o tocando un determinado instrumento musical.
  2. Recreación, cuando se canta una canción o se toca una pieza musical ya compuesta.
  3. Composición, cuando se compone una canción o pieza musical desde cero.
  4. Escucha, cuando se presta atención auditivamente a una pieza musical ya creada indiferentemente de si está grabada o se produce una escucha en vivo.

La influencia positiva de la música en la salud

Como comentábamos anteriormente, diversos estudios han comprobado que la música facilita el desarrollo y la conservación de las relaciones humanas. A su vez,  contribuye a la adaptación de los individuos al medio que les rodea, estimulando los sentidos, la mente y los diferentes procesos motores. La música tiene una estrecho vínculo con nuestras emociones y sentimientos. Por eso no es de extrañar que alguna vez hayamos asociado un momento de nuestra vida a algún cantante, canción, grupo o género musical.

Sin embargo, cabe destacar que es imprescindible el estudio de la música en sí para poder aplicarla como terapia. Es importante tener en cuanta que existen diferentes tipos y estilos de música, así como factores que influyen a una canción o sintonía, que son más o menos correctos en función de los objetivos que se persigan con un determinado tratamiento de musicoterapia. Por ejemplo:

  • Los tiempos lentos transmiten calma y seguridad. En cambio, los rápidos son utilizados en casos en los que se pretende estimular o excitar al paciente.
  • Al igual que ocurre con el tiempo, los ritmos pueden ser lentos o rápidos, siendo también utilizados para estimular de una forma u otra la actividad motora.
  • La armonía también debe estar elegida a conciencia según el efecto que se persiga.
  • Otros aspectos importantes son la tonalidad y la intensidad, ya que se deben controlar dependiendo de las necesidades o características específicas de los pacientes
  • Por último, los instrumentos también cumplen un papel importante, ya que dependiendo de cuáles se usen en una base musical se producirán unos efectos u otros en los pacientes.

Principales beneficios de la musicoterapia

  • A nivel cognitivo ayuda a aumentar la capacidad de aprendizaje de los pacientes asi como su orientación y capacidad de atención y concentración.
  • En cuanto al nivel físico promueve el movimiento de las articulaciones, lo que también ayuda a fortalecer la musculatura y a disminuir los niveles de ansiedad o estrés.
  • Por último también tiene funciones a nivel socioemocional, ya que produce un aumento de las interacciones sociales, aumentando los niveles de autoestima y previniendo el aislamiento de los pacientes.

Los estilos decorativos que crean tendencia

Un hogar que transmite paz y tranquilidad es fundamental para que nos sintamos cómodos en él. Cuando vemos durante mucho tiempo un estilo de decoración, unos mismos muebles o unos mismos cuadros es normal que necesitemos un cambio de aires. Por ello, en el artículo de hoy vamos a hablar sobre los estilos decorativos más famosos y qué elementos destacan en cada uno de ellos. Si te interesa este sector, puedes especialízate con nuestro máster en Diseño y decoración de Interiores + Feng Shui.

¿Qué son los estilos decorativos?

Podríamos decir que el diseño de interiores es el conocimiento y el arte de mejorar un espacio para lograr un ambiente más agradable para las personas que lo utilizan. Como decíamos anteriormente, un hogar en sintonía y armonía es esencial para mantener nuestra paz mental. Por ello es importante tener una consonancia dentro de un espacio.  A continuación, vamos a ver cuáles son los estilos decorativos que pueden convertir nuestro hogar en un espacio completamente nuevo y con personalidad propia.

Los estilos decorativos más famosos

Estilo minimalista

Si hay algo que define esta tendencia es que menos es más. Este estilo decorativo se caracteriza por simplificar al máximo todo aquello que compone una estancia o un espacio, prescindiendo así de todos aquellos elementos que no sean esenciales. Si te sientes a gusto en espacios simples y serenos, este estilo decorativo está hecho para ti. Pocos muebles, líneas rectas, ausencia de ornamentaciones extravagante y colores neutros son algunas de sus características principales.

Estilo étnico

Este estilo decorativo juega con diferentes elementos: estilo tribal, flecos, formas geométricas, adornos o los tonos neutros mezclados con los llamativos. A través de sus posibles y múltiples combinaciones se busca recrear la esencia de un lejano país de occidente. Es común utilizar tejidos estampados, muebles y accesorios de madera y piezas en cobre o latón que aportan calidez y serenidad. También es común el uso de los objetos de mimbre y las telas naturales como el terciopelo, el lino o el algodón.

Estilo nórdico

La paleta de colores utilizada en la decoración nórdica está predefinida: blancos, grises y beiges contrastados con tonalidades suaves. Al igual que en los dos estilos anteriores, la madera es una parte imprescindible dentro de este estilo. Los textiles suelen presentarse en colores y  materiales naturales como el algodón o el lino. La sencillez y líneas rectas son otras de sus dos características principales. El diseño interior nórdico se caracteriza por la simplicidad, el minimalismo y la funcionalidad.

Estilo industrial

Para comprenderlo mejor tenemos que trasladarnos a los años 50 neoyorquinos. En dicha época los artistas comenzaron a buscar espacios creativos donde poder trabajar. ¿Qué encontraron? Que su mejor opción era instalarse en las fábricas y naves abandonadas de la ciudad. El hierro, la madera, el cemento o el hormigón se muestran sin enmascarar en las viviendas que han decidido elegir la tendencia decorativa industrial. Vigas de metal, paredes de ladrillo sin lijar ni pintar o piezas decorativas de cemento son comunes en estos hogares creativos e innovadores.

Estilo wabi sabi

Basado principalmente en la belleza de la imperfección. Paredes descascaradas, hendiduras en objetos decorativos y marcas que el tiempo, el clima y el uso dejan en un hogar no se ocultan en este estilo decorativo. Originario de Japón destacan los colores apagados y los textiles deshilachados, representando el uso y belleza de la imperfección.

Estilo provenzal

Sin duda uno de los estilos más elegantes. El uso de la luz, la naturaleza y el color han hecho de este estilo un referente en decoración. Originario de Francia, destaca por el uso de textiles campestre que combinan con vajillas antiguas sin importar que se vean envejecidas o usadas. En cuanto a los colores, los tonos claros y luminosos son los protagonistas principales.

Estilo mediterráneo

Ambiente costero con olor a mar. Como es de imaginar, los tonos predominantes son los blancos y azules. También destaca el uso de piezas de artesanía y muebles de obra combinados con textiles naturales como el lino o el algodón. Sin duda el estilo ideal para transmitir frescura, alegría y naturalidad.

Estilo vintage

Al igual que el estilo provenzal, el vintage también nació en Francia. Destaca por la elegancia que presenta y por cómo combina lo nuevo con lo antiguo. Si eres amante de los mercadillos de segunda mano, seguro que es tu  estilo decorativo por excelencia. Da igual si no tienen consonancia los colores o las texturas, quedará genial. 

Tratamientos y beneficios de las aguas termales

Se conoce que las antiguas civilizaciones utilizaban las aguas termales como medida terapéutica y como instancia para socializar. Con el paso de los años, su uso se ha extendido y generalizado ya que las aguas mineromedicinales tienen un valor terapéutico probado en el tratamiento del dolor. A continuación veremos cuántos tipos distintos de tratamientos existen y qué beneficios pueden aportarnos. Recuerda que puedes especializarte en el sector con nuestro Máster en Técnicas y Cosmética Hidrotermal

Usos y tipos de aguas termales

Principalmente podemos diferenciar dos tipos de aguas termales dependiendo de su origen geológico: las magmáticas, aquellas que nacen en filones metálicos o eruptivos, y las telúricas, que aparecen en cualquier otro lugar. Otra de sus diferencias principales es la temperatura. Las aguas magmáticas, por lo general, superan los 50º C, mientras que las de origen telúrico se mantienen en temperaturas algo mas bajas y estables.

Por otro lado, también se diferencian por los minerales y propiedades que poseen cada una de ellas. Las magmáticas contienen elementos como el bromo, nitrógeno, fósforo o cobre. En cambio, las aguas telúricas son filtradas, por lo que poseen menos cantidad de mineralización, conteniendo en este caso otro tipo de minerales como los bicarbonatos, cloruros y sales de cal.

No debemos olvidar que una de las principales características de las aguas termales es que están ionizadas. Los iones negativos son los que las dotan de la capacidad de relajar y mejorar nuestro organismo.

Su uso en la cosmética

No siempre podemos acudir a un balneario o centro especializado para beneficiarnos de las propiedad que poseen las aguas termales. Por ello, existen múltiples productos que podemos incluir en nuestra rutina diaria y que también aportan múltiples beneficios a nuestra piel. Dichos productos son ricos en minerales que proceden de manantiales en los que se envasa el agua directamente para que las propiedades se mantengan intactas. Entre algunos de sus usos principales destacan:

  • Poder refrescante: ideal para utilizar en la playa o en la piscina y aliviar el enrojecimiento o inflamación de la piel causado por el sol.
  • Poder limpiador: cuando sientas tu rostro se encuentra sobrecargado, aplica agua termal y retírala suavemente con un algodón o pañuelo de papel. Notarás la diferencia al instante.
  • Poder hidratante: puedes utilizarla en pleno invierno cuando la piel tiende a secarse más por el uso de la calefacción o los aires acondicionados.
  • Tónico facial: utilízala tras una limpieza facial y como paso previo a la crema hidratante. Con ello ayudarás a que el PH de tu piel se equilibre de forma natural.

Beneficios principales

El agua mineraliza y caliente de las conocidas termas tiene diferentes efectos en el cuerpo humano. Entre ellos destaca el aumento de la temperatura corporal, ayudando a matar gérmenes y toxinas. También aumenta la presión hidrostática del cuerpo, lo que mejora la circulación y oxigenación sanguínea. Sin embargo estos no son los únicos beneficios, también destacan:

    • La estimulación de las defensas del organismo.
    • Depuración de la sangre
    • Estimulación de las secreciones del tracto digestivo
    • Su poder analgésico y calmante
    • Relajan los músculos
    • Reconstituyen y tonifican.
    • Favorecen la apertura y limpieza de las fosas y orificios nasales

Reflexoterapia, áreas reflejas y beneficios principales

La reflexoterapia es conocida en muchas partes del mundo por ser una milenaria terapia natural, de origen chino, que trata dolencias a través de la conexión que existe entre todas las partes que forman nuestra anatomía. Existen diferentes tipos según las zonas o dolencias a tratar. Continúa leyendo si quieres conocer más y recuerda que puedes especializarte con nuestro Máster En Reflexología Corporal.

El concepto de reflexoterapia

Podríamos decir que el concepto de reflexología se define como una técnica natural que defiende que nuestro cuerpo está formado por un mapa de sistemas, órganos, o nervios entre otros, el cual tiene tiene zonas de reflejo. A través de ese mapa y esas zonas o áreas de reflejo, las dolencias son tratadas por los reflexólogos.

Este concepto también es conocido como reflexología corporal o terapia zonal.

¿Cuáles son las áreas reflejas?

Las áreas reflejas son las partes de nuestro cuerpo que se conectan a través de las vías nerviosas con nuestros músculos, articulaciones, órganos, nervios o tejidos. A través de estas zonas se pueden tratar aspectos físicos, mentales, emocionales y energéticos del individuo.

Actualmente los profesionales trabajan con las siguientes áreas reflejas:

  • El pabellón auricular (auriculoterapia), que utiliza la zona auditiva como zona refleja del resto del cuerpo para tratar diferentes patologías.
  • Las manos y los pies (reflexología manual y podal), a través de los cuales se representan todas nuestras estructuras corporales.
  • La cara (facioterapia o reflexología facial), que también se utiliza para tratar diferentes patologías a pesar de ser la técnica menos utilizada.

¿Qué patologías se pueden tratar con la reflexoterapia?

Los profesionales dividen el cuerpo humano verticalmente en diez zonas iguales: cinco se sitúan en la parte derecha y las otras cinco en la parte izquierda.

Estas zonas van desde la cabeza hasta los pies, por lo que cada pabellón auditivo, cada mano y cada pie hace referencia a una mitad u otra de nuestro cuerpo y de los órganos que lo componen.

De este modo, los órganos de la mitad derecha (hígado, vesícula biliar, apéndice, etc) se tratan a través de las zonas reflejas derechas. Aquellos órganos que forman el lado izquierdo se tratan a través de las zonas reflejas izquierdas.

Por otro lado, aquellos órganos o partes dobles de nuestro cuerpo (pulmones, oídos, ojos, etcs), los que se encuentran a lo largo de la línea media del cuerpo (como la columna vertebral) o los que se encuentran en el centro (como el estómago) están representados en tanto en la zona refleja derecha como en la zona refleja izquierda.

¿Cuáles son los beneficios principales de esta práctica?

La Reflexoterapia, como veíamos anteriormente, trata aspectos físicos, energéticos y espirituales. Por ello, algunos de sus beneficios principales son:

  • La liberación del estrés y la relajación profunda
  • La mejora del flujo sanguíneo
  • La consciencia de uno mismo, que mezcla la parte emocional con la física
  • Potencia y mejora el sistema inmunológico
  • Libera emociones
  • Mejora el estado anímico
  • Reduce el insomnio o la ansiedad
  • Ayuda a eliminar toxinas
  • Reduce la migraña o los dolores de cabeza
  • Trata dolores menstruales
  • Mejora la función nerviosa del cuerpo

Naturopatía, concepto y áreas de actuación

El concepto de Naturopatía se ha convertido en unos de los términos o ámbitos más importantes de la Medicina Alternativa. Sin embargo, existen controversias con respecto a este tipo de pseudociencia. Cabe aclarar que su aplicación se lleva a cabo cuando existe un diagnóstico médico previo, por lo que complementa y apoya a la medicina tradicional. Continúa leyendo para saber más y recuerda que puedes especializarte con nuestro Máster en Naturopatía.

¿Qué es y para qué sirve la Naturopatía?

Como decíamos anteriormente, el concepto de Naturopatía se encuentra dentro del campo de la Medicina Alternativa y se aplica cuando existe un diagnóstico médico previo. Las técnicas utilizadas se basan en remedios naturales, y aunque pueda parecer un concepto actual, la Naturopatía tuvo su auge en el siglo XIX a pesar de que muchos de sus tratamientos actuales son milenarios.

Su campo de actuación defiende principalmente la estimulación de las capacidades de autocuración y recuperación de cada uno de los pacientes, ya sea cuidando su alimentación, a través de la eliminación de toxinas o con la estimulación del sistema inmunitario.

Pero entonces, ¿qué la diferencia de la medicina alternativa o natural?

Pues bien, la Medicina Natural es considerada una disciplina subalterna de la Medicina, ya que su diferencia principal es la manera en que se trata el problema del paciente. La medicina alternativa o natural defiende la aplicación de recursos y remedios naturales, sin olvidar el síntoma principal de la persona. Su objetivo es principalmente terapéutico y busca la cura de la enfermedad en sí.

Por otro lado, la Naturopatía se olvida del factor cura y se centra en el factor salud. Su metodología es diferente porque no se basa en el hecho de tener una patología y aplicar una terapia, sino que su único fin es mejorar la salud de las personas.

Por eso la principal diferencia entre la medicina natural y la Naturopatía es que la primera se centra en prevenir y curar una patología, y por el contrario, la segunda tiene como objetivo principal promover e implementar técnicas que ayudan a mejorar la salud.

Áreas y tratamientos principales de la Naturopatía

Nutrición

Estudia la influencia de la alimentación en relación a la salud. Se basa en el uso de la nutrición como terapia y puede llegar a tratar con eficacia problemas de acné, artritis, asma, depresión, diabetes tipo II, hipertensión o el síndrome premenstrual entre otros.

Fitoterapia

Estudia la aplicación de las plantas para mantener o recuperar la salud. Las plantas seleccionadas se utilizan como complemento para ayudar en múltiples funciones como el biodrenaje, el reequilibramiento y el mantenimiento de las funciones orgánicas.

Naturopatía natural

Dentro de esta área se incluyen diferentes tratamientos o aplicaciones como:

    • La hidroterapia, que es la aplicación del agua como elemento de recuperación y mantenimiento de la salud.
    • La Geoterapua, que es la aplicación de diferentes geoelementos, como la arcilla, el fango o la arena, para restablecer y mantener la salud en estado óptimo.
    • La Helioterapia, que es el uso de baños de sol para mejorar la absorción de vitaminas y, de esta manera, incrementar el estado de salud del paciente.
    • La Eoloterapia, que es el uso de baños de aire para fortalecer y recuperar la salud del paciente.
Naturopatía manual

Estudia el uso de diferentes técnicas manuales para ayudar a reducir el estrés, provocar un alto grado de bienestar, mantener la forma física, mejorar el estado de salud y corregir posturas corporales. Entre dichas prácticas destacan el Quiromasaje, la Quiropraxia, la Kinesiología, la Reflexología podal y manual, el Drenaje linfático o el Rolfing entre otros.

Naruropatía sensorial

Estudia la aplicación de aquellos elementos que actúen sobre los sentidos del paciente. Dentro de este ámbito destacan diferentes prácticas como la Musicoterapia o la Cromoterapia.

Naturopatía energética

Estudia la aplicación de elementos energéticos que tiene la persona como individuo con los que posee la naturaleza. Dentro de esta área destacan diferentes tratamientos como la Acupuntura, la Auriculopuntura, la Geobiología o el Reiki.

Las terapias alternativas y su capacidad para sanar

Las terapias alternativas se han ganado un lugar, cada vez más importante, en el campo de la salud. Contra el abuso de fármacos y otras sustancias químicas, muchas personas apuestan por remedios naturales y menos agresivos con el cuerpo humano. Este tipo de terapias se utilizan para tratar e, incluso, sanar diversas enfermedades y dolencias físicas. Además, también pueden ser útiles para tratar los síntomas de trastornos de ansiedad y depresión entre otros. ¿Quieres saber más? ¡Sigue leyendo!

Si quieres aprender más acerca de lo que las terapias alternativas pueden hacer por nosotros, echa un vistazo a nuestra oferta formativa. Encontrarás Másters, Postgrados y Cursos Especializados en la materia.

¿Qué son las terapias alternativas?

Según la Organización Mundial de la Salud, las terapias alternativas son “el conjunto de prácticas, enfoques, conocimientos y creencias sanitarias que incorporan medicinas basadas en plantas, minerales, terapias espirituales, técnicas manuales y ejercicios aplicados de manera individual o en combinación; cuyo objetivo es mantener el bienestar, además de tratar, diagnosticar y prevenir las enfermedades”.

La medicina alternativa se utiliza, generalmente, para tratar enfermedades, entre otros, sin hacer uso de la medicina convencional. Por otro lado, la medicina complementaria es aquella que combina el uso de terapias alternativas junto con tratamientos propios de la medicina tradicional. Por ejemplo, el uso de aceites esenciales o la meditación para tratar problemas de ansiedad que han sido causados por enfermedades mayores como el cáncer.

Las terapias alternativas se han popularizado a raíz de que muchos pacientes con enfermedades crónicas han encontrado una segunda opción para manejar sus dolencias. A veces, la medicina convencional no ofrece suficientes respuestas ni brinda los remedios adecuados para tratar los síntomas de dichas enfermedades. Además, administradas de forma correcta, las terapias naturales pueden beneficiar en gran medida la salud del ser humano.

¿Qué terapias alternativas y naturales conocemos?

Prácticamente todas las culturas del mundo han utilizado elementos de origen vegetal como base para sus medicinas. Además, en muchas de estas culturas se utilizan tratamientos naturales para paliar los síntomas de múltiples enfermedades y dolencias físicas, entre otros. Por ejemplo, la medicina tradicional china o la acupuntura son muy conocidas alrededor del mundo, dado que se utilizan desde hace cientos de años.

¿Qué diferencia hay con la naturopatía?

Cabe destacar que la naturopatía es el nombre que se le da al conjunto de remedios naturales que se utilizan para mantener la salud.

Vamos a hacer un breve repaso por las diversas terapias alternativas que podemos encontrar en el campo de la salud.

  • Homeopatía. Esta es una de las alternativas más conocidas y, probablemente, de las que mayor polémica genera dado su base: la ley de similitud o de los semejantes. Esta afirma que una sustancia que provoca unos síntomas determinados en una persona sana, en cantidades pequeñas es capaz de curar los mismos en una persona enferma.
  • Plantas medicinales. Nadie puede negar que muchas plantas contienen principios activos que tienen muchos beneficios para la salud del cuerpo humano. El uso de estas plantas, de forma controlada, ayuda a tratar los síntomas de diversas enfermedades. Además, son muy útiles para tratar problemas de ansiedad, insomnio y sobrepeso, entre otros.
  • Medicina tradicional china. La acupuntura, por ejemplo, es una de las prácticas propias de la medicina tradicional de China, consistente en insertar pequeñas agujas en puntos específicos del cuerpo.
  • Ozonoterapia. Esta terapia hace uso del ozono médico (oxígeno y ozono) para tratar dolores crónicos. Tiene propiedades antiinflamatorias, inmunoestimulantes y antisépticas.
  • Hidroterapia. Esta terapia, por otra parte, utiliza el agua para tratar dolencias físicas y otras patologías. Está indicada, especialmente, para la preparación física y deportiva y la preparación quirúrgica; además de la rehabilitación postoperatoria y la mejora del tono muscular, la postura y el equilibrio.
  • Meditación y relajación. La meditación es otra de las técnicas que más popularidad está ganando recientemente. No es una tarea sencilla, y hay que practicarla a menudo para lograr tener la mente en blanco. Los ejercicios de relajación, por otro lado, son muy útiles para tratar problemas de ansiedad y estrés.

 

#iguru_soc_icon_wrap_617318ea6ecc4 a{ background: transparent; }#iguru_soc_icon_wrap_617318ea6ecc4 a:hover{ background: transparent; border-color: #759a00; }#iguru_soc_icon_wrap_617318ea6ecc4 a{ color: #759a00; }#iguru_soc_icon_wrap_617318ea6ecc4 a:hover{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_617318ea6ecf51{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_617318ea6ecf51:hover{ color: #759a00; }.iguru_module_social #soc_icon_617318ea6ecf51{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_617318ea6ecf51:hover{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_617318ea6ed0d2{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_617318ea6ed0d2:hover{ color: #759a00; }.iguru_module_social #soc_icon_617318ea6ed0d2{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_617318ea6ed0d2:hover{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_617318ea6ed1a3{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_617318ea6ed1a3:hover{ color: #759a00; }.iguru_module_social #soc_icon_617318ea6ed1a3{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_617318ea6ed1a3:hover{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_617318ea6ed264{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_617318ea6ed264:hover{ color: #759a00; }.iguru_module_social #soc_icon_617318ea6ed264{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_617318ea6ed264:hover{ background: rgba(255,255,255,0.01); }