Categoría: Nutrición

Flavonoides, qué son y para qué sirven

Seguro que no eres la única persona a la que le suena a nuevo el concepto de flavonoides. Este concepto hace referencia a unos compuestos fenólicos que constituyen de la parte no energética de nuestra dieta, por lo que seguramente los estés ingiriendo sin darte cuenta. Se encuentran en vegetales, semillas, frutas y en bebidas como vino o la cerveza. ¿Tienes curiosidad por saber más acerca de ellos? Continúa leyendo para saber qué son y en qué nos pueden beneficiar y recuerda que, si te interesa el sector, puedes especializarte con nuestro Máster en Biotecnología Alimentaria.

¿Qué son los flavonoides?

Los flavonoides son un grupo diverso de fitonutrientes, o pigmentos naturales, que están presentes en los vegetales. Su consumo protege al organismo del daño producido por agentes oxidantes, como pueden ser los rayos ultravioleta, la contaminación ambiental o las sustancias químicas presentes en los alimentos. En un primer momento se les denominó “vitamina P”, pero debido a que difieren en sus fórmulas químicas y funciones, se descartó esa nomenclatura.

¿Te has preguntado alguna vez por qué algunas verduras o frutas tienen esos colores tan saturados o intensos? Pues bien, los flavonoides también son en parte responsables de los intensos colores de las frutas y verduras. Se calcula que existen aproximadamente 6.000 tipos y diversos estudios científicos han apuntado que algunos de ellos son beneficios a la salud.

Clasificación principal

Los innumerables flavonoides que comentábamos anteriormente que existen se suelen clasificar en seis familias principales:

  1. Flavanonas, que están presentes en diversas especies vegetales y frutos cítricos
  2. Flavanoles, que contribuyen al efecto antioxidante y cardioprotector de algunos alimentos y bebidas
  3. Flavonas, presentes en la uva o la miel, por ejemplo, aportando propiedades organolépticas y saludables a la hora de consumirlo
  4. Flavonoles, que influyen en la pigmentación de las plantas y frutos
  5. Antocianidinas, al igual que los flavonoles, otorgan el color rojo, púrpura o azul a las hojas, flores y frutos que ingerimos
  6. Isoflavonoides, quen entre otras funciones, equilibran las hormonas reproductivas femeninas en el climaterio

Alimentos ricos en flavonoides

  • El listado es inmenso y, a pesar de que varían en su concentración y tipo, hemos hecho una pequeña selección de los alimentos más comunes ricos en flavonoides:
  • Brócoli, coles, puerros, lechugas moradas, tomate, alcachofas, espárragos y cebollas. Sus propiedades son principalmente antihistamínicas, antiinflamatorias y antioxidantes.
  • Manzanas, uvas, cacao, té verde. Sus beneficios se asocian a la mejora de la salud cardiovascular y neurológica.
  • Naranjas y otros cítricos. Principalmente nos ayudan a mejorar la salud cardiovascular y el relajamiento. También tienen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.
  • Apio, perejil, chiles, té y cacao. Populares principalmente por sus propiedades antioxidantes y por retrasar el metabolismo de fármacos.
  • Arándanos, ciruelas, fresas, uvas, vino tinto y frutos secos. Cargados de antocianidinas, mejoran la salud cardíaca a la vez que ayudan a controlar la obesidad y la diabetes.

Nutrición infantil, la importancia de la alimentación durante la infancia

La nutrición infantil es un aspecto muy importante a tener en cuenta durante la fase de crecimiento de los niños. Su importancia se debe a que los alimentos repercuten directamente en el crecimiento físico e intelectual, por lo que es imprescindible que los pequeños de la casa cuenten con una dieta sana y equilibrada. Por ello, a continuación, vamos a ver cuáles son los alimentos que no pueden faltar en su dieta. Coninúa leyendo para saber más y recuerda que puedes especializarte con nuestro Máster en Tratamiento de la Obesidad Infantil.

La importancia la nutrición infantil

Los hábitos alimenticios suelen establecerse durante la infancia. Es por ello que si los pequeños comienzan a tener hábitos adecuados en su alimentación y en su estilo de vida, cuando crezcan, los mantendrán. Además, esto contribuye positivamente a su salud, rendimiento físico y mental.

Durante la infancia, los niños son más vulnerable ante cualquier problema nutricional. Por ello, una nutrición infantil correcta les ayudará a crear unos patrones saludables de alimentación, además de ayudarles a prevenir anemias, sobrepeso, obesidad, caries dentales o problemas durante las etapas escolares. Además, también contribuye a la prevención de ciertas patologías, en la edad adulta, como la diabetes y algunos tipos de cáncer.

Alimentos importantes en la nutrición infantil

Como comentábamos anteriormente, inculcar buenos hábitos alimentarios en los niños previene el sobrepeso y la obesidad infantil. Además, les ayuda a mantener buenos niveles de energía que le serán útiles para el aprendizaje y para desarrollar una actividad física adecuada. A continuación, os dejamos la lista de alimentos que no pueden faltar en su dieta:

Agua

Al igual que para los adultos, es esencial para la vida. La recomendación es que desde el primer año hasta los 10 años, los niños deben beber un litro y medio de agua. De los 11 años en adelante, es recomendable beber 2 litros de agua diarios.

Frutas

Consumir frutas enteras ayudará a los niños a obtener grandes cantidades de Vitamina C, carotenos, minerales, fibra, agua y azúcares naturales. Por ello, se recomienda consumir entre tres o más piezas al día, preferentemente de fruta fresca.

Verduras y hortalizas

En nuestro país, debido a su clima y localización, disponemos de una gran variedad de verdura y hortalizas. Ambas son una fuente importante de vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes. Es recomendable incluirlas a diario en alguno de los platos, preferiblemente en crudo o en ensaladas.

Leche y huevos

Los lácteos también son una fuente importante de proteínas, lactosa, vitaminas y calcio, por lo que un consumo mínimo de 2 raciones de lácteos al día sería ideal en función de la edad de los niños. Otro alimento que no debe faltar en su dieta son los huevos. Con una ingesta recomendada de 3 huevos a la semana, ayudarán a los más pequeños a conseguir un aporte proteico adecuado. También de vitaminas y minerales como el fósforo o el selenio.

Carne y pescado

La carne contiene nutrientes necesarios como las proteínas, la vitamina B12 y minerales como hierro, potasio, fósforo y cinc. El pescado, a su vez, es una fuente importante de proteínas, vitamina D y yodo. También es rico en ácidos grasos. El consumo de pescados es imprescindible en aquellas etapas de crecimiento y se recomienda un consumo mínimo de 3 veces a la semana.

Legumbres, cereales y frutos secos

La cantidad recomendada de consumo de legumbres es de 2 a 4 raciones por semana. Entre los cereales destacamos el consumo de arroces, pastas y cereales integrales. Por otro lado, los frutos secos tienen un alto contenido energético y un gran aporte de ácidos grasos insaturados, fibra, proteínas y lípidos de origen vegetal. Un snack más que saludable para los más pequeños.

Cómo sustituir el azúcar por edulcorantes naturales

El paladar siempre agradece el sabor dulce de los alimentos. Quizá por ello los alimentos dulces son los preferidos por un gran número de personas. Sin embargo el azúcar no es el mejor aliado para llevar una dieta saludable. Descubre en este artículo los mejores edulcorantes naturales para sustituir al azúcar en tus múltiples recetas y platos. Continúa leyendo para saber más y recuerda que puedes especializarte en el sector con nuestras diversas formaciones especializadas en nutrición y salud.

¿A qué llamamos edulcorantes naturales?

Los edulcorantes naturales son endulzantes que provienen de fuentes naturales y que constituyen una alternativa para aquellos alimentos que contienen azúcar o edulcorantes artificiales. En definitiva, son alternativas más saludables reconocidas como alimentos seguros.

Los nutricionistas siempre recomiendan que se vuelva a los edulcorantes tradiciones para mejorar y hacer más saludable nuestra dieta alimenticia. Si hablamos de edulcorantes naturales, vemos que estos no poseen sustancias químicas, sino que contienen minerales y vitaminas que son ideales, sobre todo, para las personas diabéticas, ya que no afectan a sus niveles de azúcar en sangre.

También existen los edulcorantes artificiales, los cuales son muy comunes y utilizados en muchas dietas, por el simple motivo que no tienen a penas calorías. El problema es que dichos edulcorantes presentan algunos riesgos como la adicción, el aumento del consumo total del azúcar y el daño del microbioma intestinal. Por ello, a continuación dejamos una lista de los mejores edulcorantes naturales, que pueden utilizarse sin ningún riesgo para la salud, en cualquier plato o postre.

Principales sustitutos naturales del azúcar

Miel

Es de los edulcorantes más antiguos que se utiliza. Es un alimento producido por las abejas y muy apreciado por sus propiedades nutricionales. En definitiva es un edulcorante natural muy bueno para sustituir al azúcar.

Sirope de agave

Se trata de una planta de origen mexicano de la cual se extrae un endulzante de un sabor similar al de la miel. Además, es apto para el consumo vegano.

Azúcar de coco

Este tipo de edulcorante no es de los más conocidos ni utilizados. Se obtiene a partir del néctar de la flor del cocotero y el sabor es similar al del caramelo. Es un endulzante que aporta vitaminas y minerales.

Dátiles

Son un fruto que se obtiene de las palmeras y que presentan un sabor muy dulce. De hecho muchas personas lo utilizan para elaborar recetas, sobre todo de repostería. Su valor nutritivo es muy grande, con muchas cantidades de vitamina A y B, además de potasio y magnesio.

Frutas deshidratadas

Sobre todo el plátano se utiliza como un endulzante natural muy sano y útil para sustituir el azúcar. Se utilizan mayoritariamente para elaborar recetas con lácteos. Lo mejor de las frutas deshidratadas es que contienen mucha fibra y muchas vitaminas y minerales.

Azúcar Mascabado

También conocido como azúcar moreno, se extrae a partir de la caña de azúcar, pero sin pasar por el proceso de refinación como el azúcar blanco. De esta manera, el producto posee minerales como calcio, magnesio, potasio y fósforo.

Las mejores infusiones digestivas y depurativas para después de comer

Las infusiones digestivas son una alternativa natural muy efectiva para ayudar a combatir la sensación de pesadez e hinchazón sobre todo ahora que llega el verano. Además, ayudan a mejorar el sistema digestivo, a reducir el malestar después de una comida copiosa y regulan el tránsito intestinal. Descubre a continuación cuáles son las más efectivas y cuáles son sus ingredientes. Recuerda que si te interesa ell sector, puedes especializarte con nuestro Máster en Herbodietética.

El uso de las infusiones digestivas

Algunos factores como una mala alimentación, el estrés o una rutina sedentaria suelen ser algunos de los motivos principales por los que se sufren malas digestiones. Afortunadamente, la naturaleza es muy sabia, y gracias a ella, contamos con una gran variedad de ingredientes naturales que son beneficiosos para nuestra salud. Entre ellos destacan la camomila, la manzanilla, el pomelo, la piña o la cola de caballo.

Gracias a estas y a otras plantas y hierbas más, podemos ayudar a nuestro organismo a realizar sus funciones diarias de una forma menos costosa, evitando así la distensión abdominal, el estreñimiento, los gases o incluso los cólicos.

 A continuación, os dejamos una lista con algunas de las mejores infusiones digestivas recomendadas dentro de una dieta sana. Recuerda que son un recurso saludable, delicioso y muy fácil de preparar. ¡Toma nota!

5 infusiones para depurar tu organismo

Anís verde y manzanilla

Además de relajarte, una infusión de anís verde y manzanilla te ayudará a eliminar de una forma más rápida todas las toxinas y bacterias nocivas que se encuentren en tu intestino. Realizarla es muy sencillo, solo tienes que poner a hervir un poco de agua. Una vez haya empezado a burbujear, añade la manzanilla y el anís. Tápala con un plato de postre y deja que reposen durante 30 minutos. Pasado este tiempo, cuela el agua y añade un poco de miel si te gusta un poco más dulce. Como recomendación, tómala 15 minutos después de tus comidas.

Infusión de pomelo

Al igual que otros muchos cítricos, el pomelo tiene propiedades digestivas, diuréticas y depurativas. Por ello, para realizar una infusión de pomelo deberás poner a hervir un pomelo troceado, con cáscara incluida, durante tres minutos en un litro de agua. Una vez pasado ese tiempo, puedes quitar los trozos de pomelo y colar el agua. Esta infusión te ayudará a eliminar toxinas a la vez que te equilibra los niveles de vitamina C.

Té verde, el mejor antioxidante

Como ya sabréis, el té verde es el ingrediente depurativo por excelencia. Además ayuda a reducir los niveles de grasa del hígado y los de colesterol en la sangre. Si padeces de hipertensión, insomnio o tienes alguna úlcera, no abuses.

Infusión depurativa de cola de caballo

Generalmente se utiliza para evitar la retención de líquidos. Para realizarla, debes añadir una cucharada de esta hierva en una taza de agua hirviendo, dejándola reposar durante 10 minutos. Además, una de sus ventajas es que puedes mezclarla con otras hierbas como la menta o el regaliz para mejorar y potenciar su sabor y beneficios.

Boldo para digestiones grasas

Por último, el boldo ayuda a prevenir la pesadez, protegiendo a su vez el hígado y el páncreas. Puedes comprar boldo en el supermercado o a granel en una herboristería. Lee las recomendaciones del fabricante antes de realizarla, ya que cada uno recomienda un tiempo diferente de preparación.

¿Cuáles son los tipos de trastornos alimenticios más comunes?

Cuando hablamos de tipos de trastornos alimenticios nos referimos a los diferentes problemas, mentales o psicológicos, que llevan a una persona a cambiar su conducta alimentaria de manera inadecuada. Estos trastornos pueden tener graves consecuencias irreversibles, por ello la salud mental es tan importante en este ámbito. Conoce a continuación las causas y consecuencias de los también llamados trastornos de la conducta alimentaria y especialízate en el sector con nuestro Máster en Tratamiento de La Bulimia, Anorexia y Patologías Alimentarias.

Tipos de trastornos alimenticios

Como comentábamos anteriormente, los trastornos alimenticios hacen referencia a todos aquellos problemas mentales que afectan directamente a las conductas alimentarias de una persona. Estos desórdenes alimenticios pueden estar provocados por diferentes causas. Entre ellas destacan la baja autoestima, los comportamientos impulsivos, la obsesión con la comida o el peso corporal.

Esta obsesión puede llevar a que los pacientes sufran daños en el corazón, el aparato digestivo o los huesos, pudiendo derivar también en graves enfermedades.

Con respecto a la edad en la que aparecen estas malas conductas alimenticias diversos estudios revelan que los trastornos alimentarios suelen aparecer durante la etapa final de la adolescencia. Sin embargo, también pueden comenzar a desarrollarse en la infancia o entrada la edad adulta.

Los trastornos alimenticios más comunes son:

Anorexia

Las personas que sufren anorexia se caracterizan por evitar los alimentos sobre cualquier cosa. Normalmente comen cantidades muy pequeñas ya que se ven a si mismos con sobrepeso incluso cuando están extremadamente delgadas.

La anorexia no suele ser el trastorno más común pero si que es uno de los más graves, ya tiene la tasa de mortalidad más alta. Aunque es una enfermedad generalmente asociada a adolescentes, cada vez es más frecuente en personas adultas.

Bulimia

Este trastorno a pesar de ser uno de los más comunes es el que menos se diagnostica, ya que las personas que lo sufren pueden llegar a ocultarlo durante meses o incluso años.

Los episodios de bulimia son causados por frecuentes atracones de alimentos seguidos de un sentimiento de culpa que hace que la persona decida compensar dicho atracón el vómito forzado, con el uso excesivo de laxantes, con el ayuno, o con el ejercicio excesivo.

Se diferencia de la anorexia porque las personas que sufren bulimia suelen tener, a simple vista, un peso saludable o considerado normal.

Trastorno por atracón

Este trastorno lo sufren todas aquellas personas que se alimentan de manera descontrolada, pudiendo llegar a ingerir hasta siete mil calorías.  Las consecuencias principales son el sobrepeso o la obesidad.

Quienes lo sufren suelen hacerlo a escondidas o en momentos en los que se encuentren solos y pueden seguir comiendo a pesar de encontrarse llenos. Por regla general después del atracón los pacientes suelen sufrir sentimientos de culpa, vergüenza y angustia, lo que provoca también desequilibrios emocionales o mentales.

Sin embargo, también podemos destacar otros tipos de trastornos alimenticios como:

La drunkorexia

Se trata de un trastorno alimenticio que combina la anorexia y el alcoholismo.

La manorexia

Es un trastorno de la conducta alimentaria no especificado que lleva a los hombres a mantener dietas restrictivas o a practicar ejercicio en exceso para no engordar.

La permarexia

Al igual que la manorexia se trata de un tipo de trastorno alimenticio no especificado. Lo sufren aquellas personas que se han pasado la mayor parte de su vida haciendo dietas milagro y que viven con la necesidad de tener que contar cada caloría ingerida para no engordar.

La potomanía

Este trastorno de la conducta alimentaria no especificado se define como el deseo de beber grandes cantidades de agua, principalmente, de manera compulsiva. Las personas que lo sufren suelen hacerlo incluso cuando no tienen sed. Algunas de las consecuencias negativas que provoca este trastorno son la alteración del funcionamiento de los riñones y la composición de la sangre

La pica

El trastorno de pica es considerado una enfermedad psiquiátrica en la que los pacientes ingieren diferentes sustancias no nutritivas como la tierra, las piedras, el papel, yeso o cabello.

#iguru_soc_icon_wrap_61730cd4d7015 a{ background: transparent; }#iguru_soc_icon_wrap_61730cd4d7015 a:hover{ background: transparent; border-color: #759a00; }#iguru_soc_icon_wrap_61730cd4d7015 a{ color: #759a00; }#iguru_soc_icon_wrap_61730cd4d7015 a:hover{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_61730cd4d70431{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_61730cd4d70431:hover{ color: #759a00; }.iguru_module_social #soc_icon_61730cd4d70431{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_61730cd4d70431:hover{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_61730cd4d705a2{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_61730cd4d705a2:hover{ color: #759a00; }.iguru_module_social #soc_icon_61730cd4d705a2{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_61730cd4d705a2:hover{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_61730cd4d70673{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_61730cd4d70673:hover{ color: #759a00; }.iguru_module_social #soc_icon_61730cd4d70673{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_61730cd4d70673:hover{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_61730cd4d70734{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_61730cd4d70734:hover{ color: #759a00; }.iguru_module_social #soc_icon_61730cd4d70734{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_61730cd4d70734:hover{ background: rgba(255,255,255,0.01); }